Seguidores

Un bonsái no es un árbol que no crezca, es un árbol al que se le impide crecer, al que se le van podando ramas, cortando raíces, manipulando su crecimiento natural, a capricho absoluto de su cultivador. Pero al mismo tiempo, se va regando y cuidando con esmero para mantenerlo, porque el verdadero placer es que crezca bajo el control de sus manos y de su imaginación. Y así obtiene “su obra”. Es decir, la misma persona que va “destrozando” la planta es la misma persona que le permite que siga viva. Profesor psiquiatra forense Lorente Acosta (El efecto Bonsai)

..

LA ARMONÍA DEL SILENCIO, mi nuevo blog.

LA ARMONÍA DEL SILENCIO, mi nuevo blog.
A veces, me refugio aquí.

2 ago. 2009

NO SOY PERFECTO. LO SIENTO. ¡¡¡BASTA DE MATAR ETA!!!!!!



Todos los humanos cometemos errores, y yo he pagado por cada uno de ellos. En mis años de servicio años he visto más de lo que tú nunca verás, más de lo que nadie debería ver nunca.

He intervenido armas de fuego, drogas, cuchillos y navajas, defensas, bates y un sin fin de artilugios semejantes que podían haber resultado mortales para alguno de tus seres queridos o incluso para ti mismo, pero nunca lo sabrás porque estuve allí para evitarlo.

He recogido cuerpos destrozados en las carreteras pero también te he ayudado a cambiar la rueda pinchada de tu coche. He estado en más peleas de las que puedo contar y en más catástrofes de las que hubiera deseado. Las llamas de un incendio han quemado mi piel y la sangre de una víctima, incluso de un compañero, han manchado mi uniforme demasiadas veces.

He visto casi cada tipo de muerte que pueda existir y más de las que podáis imaginar. Debido a mis servicios, casi he muerto en varias ocasiones y he perdido amigos y colegas. He caminado ese largo paseo hasta la puerta para decirle a una madre, padre, esposa, hijo o familiar que su ser amado nunca volverá a casa. He aguantado la agonía verbal e incluso las amenazas de esa pobre gente que no puede aguantar su dolor y lo proyecta contra la primera persona que puede, el mensajero de la noticia, yo.

He visto el maltrato y la violencia entre personas que un día se prometieron amor, entre padres e hijos, entre hermanos y entre amigos. He visto los actos más crueles y mezquinos del ser humano. He visto la enfermedad y la vejez, he ayudado a levantarse al caído y he socorrido al enfermo.

Si fallo en mi trabajo, o aún sin fallar, puedo ser fácilmente denunciado ante una justicia que no me ampara, poniendo en riesgo mi trabajo, mi familia y mi propia vida. Puedo incluso perder mi libertad, por una mala situación que puede requerir una decisión en pocos segundos que a un Juez le llevara años tomar. He visto los ojos de un padre cuando la droga se ha llevado a su hijo.
He visto crímenes con los que nunca soñarías y nunca verás en series ni películas de televisión.

Como un compañero una vez me dijo:
“Los policías viven
los veinte peores minutos
de las vidas de otros”
.

Puede que le haya pedido la documentación alguna vez mientras le indicaba que sacara las manos de los bolsillos. O haberle sacado de su coche en plena noche mientras le indicaba que mantuviera las manos a la vista. Incluso haberle pedido que extendiera los brazos y haberle cacheado, todo ello sin motivo aparente para usted.

Pero usted no ha sido apuñalado en un descuido por no cachear a un ciudadano aparentemente normal, ni ha visto como un compañero caía al suelo de un tiro en la cabeza por no tomar medidas de seguridad, tampoco ha ido a visitar a un compañero que se ha quedado invalido al atropellarle un conductor que se dio a la fuga simplemente porque estaba ebrio.

He escuchado de amigos y familiares como “la Policía no hace nada” como “nos quedamos con droga” como “maltratamos y torturamos a los detenidos” o como “llegamos tarde a propósito”

He visto a mi esposa escatimar y arañar intentando sacar adelante a tres niños con el sueldo de un policía. He visto a mis chicos aguantarse cuando se dieron cuenta de que no podía ir a sus actos escolares porque “Papá no tiene un horario normal”. He visto también a mis chicos llevar una carga que no deberían haber llevado, cuando uno de sus compañeros o amigos ha dicho que “Todos los policías son unos hijos de puta y deberían estar muertos”

He trabajado noches, fines de semana y vacaciones, noche vieja, navidad y hasta el día que tuve mi primer hijo, mientras tu estabas cómodo y seguro en tu casa con tu familia. Mi familia completa caminó sin mí demasiado tiempo… demasiado tiempo…

He visto las caras de niños que estaban perdidos y que mis colegas y yo tuvimos el privilegio de devolverles a los brazos de su desesperada madre. He visto hemorragias que he sido capaz de parar, corazones a los que he sido capaz de dar una segunda oportunidad para volver a empezar y a las víctimas del crimen que mis camaradas y yo hemos sido capaces de proteger.
Tengo grabadas en mi mente las caras de las personas cuyas vidas mis compañeros y yo salvamos. Sí, tengo historias de éxito… y de fallos.

Tengo noches en las que no puedo dormir, simplemente porque veo las caras de los que no pude ayudar, porque no llegue a tiempo o simplemente porque pienso en un “y sí…” para cada caso en que fracasé. Y si usted nunca ve una milésima parte de esto, es porque la Guardia Civil ha hecho su trabajo…

Si cometo el más mínimo fallo lo pagaré dos veces y aún así me pondré mi uniforme, mi arma y saldré de nuevo. Porque es lo que los profesionales hacen, porque:

YO SOY GUARDIA CIVIL


Este es mi pequeño homenaje para Carlos Sáenz de Tejada García y Diego Salva Lezaun, asesinados salvajemente por la banda terrorista ETA en Palma de Mallorca el pasado 30 de Julio, en acto de servicio. Mi más sentido pésame para sus familiares y amigos.

Descansen en Paz.

Gracias Simón por hacérmelo llegar y dejar que pueda compartirlo en este blog con todo el mundo, la muerte de un compañero es muy dura, pero más aún cuando es por un acto terrorista de esta banda. Son ya 50 años sembrando terror y muerte en nuestro país, da igual a quien mataban presidentes de gobierno, Cuerpos del Estado o civiles, niños o adultos, muertes que no han servido para nada, sólo para unirnos más contra esa gentuza y hacer pública nuestra repulsa.

¡¡¡¡¡TODOS EN CONTRA DE ETA!!!!!


10 comentarios:

  1. Me encantó leer este post amiga, es cierto que la mayoria de las personas vemos a la Guerdia Civil sólo como agentes de tráfico para ponernos multas, pero su labor hacia nosotros va mucho más allá.
    Me uno al dolor de las familias.
    Saludos amiga!!

    ResponderEliminar
  2. ME UNO A TU REPULSA, A LA DE TODOS LOS VASCOS, LOS ESPAÑOLES Y EL MUNDO ENTERO, PUES SON MUCHOS LOS PAISES QUE ESTAN EN ESTA CAUSA, LUCHANDO CONTRA ESTOS MAL NACIDOS.

    UNA ORACION POR SUS ALMAS Y MI MAS SENTIDO PESAME A SUS FAMILIARES.

    ResponderEliminar
  3. NADA justifica el asesinato!!!.Y para ser breve, simplemente dejo una frase que escuché en una peli y me pareció muy ajustada:
    Cuando se mata a un hombre para "alcanzar un ideal", no se alcanza el ideal...se mata un hombre...


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me has emocionado.
    Su único ideal es matar, la violencia no es el medio.

    Un abrazo y BASTA YA.

    ResponderEliminar
  5. Basi, aplaudo de pie ésta entrada. No podías haberlo dicho mejor, bien claro y alto. Me ha llegado mucho, no sabes cuanto, y más viniendo de ti, maravillosa mujer y persona. Es cierto, muchas veces hablamos mal de los polícias sin ver la totalidad de las cosas. Y tu lo has explicado con todas las letras. Estoy muy orgullosa de ser tu amiga, que lo sepas!!
    Todo tipo de violencia es repudiable, detestable, pero la del terrorismo es a mi enteder, ya sea psicológico o físico, uno de los más denigrantes del género humano.
    Basta de violencia!!!
    Un beso grande!!

    ResponderEliminar
  6. ESTA ES LA HISTORIA DE NUNCA ACABAR.
    LA VERDAD ES QUE SON AUTENTICOS HEROES.

    ResponderEliminar
  7. Precioso homenaje este Susana, mientras lo leía me estremecia. Mis felicitaciones por esta grandisima entrada.
    Todo mi cariño para tí preciosa.!!!

    ResponderEliminar
  8. Me emocioné mucho con tu entrada. Me uno a tu homenaje y comparto el dolor de todas las personas de bien y de sus familias. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  9. NO SOY GUARDIA CIVIL, PERO MI PADRE Y MI ABUELO SI LO FUERON. POCAS VECES OÍ A MI PADRE QUEJARSE DEL TRABAJO, Y SI LO HACIA, ERA POR NO HABER PODIDO HACER MAS EN ALGUN MOMENTO CONCRETO. GRACIAS POR DESCRIBIR DE ESTA MANERA UNOS SENTIMIENTOS QUE SOLO SU GENTE CERCANA LO SABEN, PUES COMO BIEN HAS DICHO: SON PROFESIONALES, SON GUARDIAS CIVILES.
    Y EN CUANTO A ETA, MEJOR NO DIGO NADA, SOLO DEJO MI ODIO HACIA ELLOS.

    ME ENCANTO LEER ESTE POST BASILEA.

    ResponderEliminar
  10. Hola, he encontrado este post por casualidad, y tengo que decir que mientras lo estaba leyendo me he encontrado dando gracias a Dios. Gracias por el testimonio de personas que como tú, con tu valentia y decisión, nos animan a seguir luchando por un mundo más justo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Seria interesante saber tu opinión. Gracias.

Related Posts with Thumbnails

DIFUNDE ESTOS BANNERS, GRACIAS