Seguidores

Un bonsái no es un árbol que no crezca, es un árbol al que se le impide crecer, al que se le van podando ramas, cortando raíces, manipulando su crecimiento natural, a capricho absoluto de su cultivador. Pero al mismo tiempo, se va regando y cuidando con esmero para mantenerlo, porque el verdadero placer es que crezca bajo el control de sus manos y de su imaginación. Y así obtiene “su obra”. Es decir, la misma persona que va “destrozando” la planta es la misma persona que le permite que siga viva. Profesor psiquiatra forense Lorente Acosta (El efecto Bonsai)

..

LA ARMONÍA DEL SILENCIO, mi nuevo blog.

LA ARMONÍA DEL SILENCIO, mi nuevo blog.
A veces, me refugio aquí.

8 dic. 2008

Consecuencias del abuso sexual infantil a corto plazo.



De entre las consecuencias a corto plazo, conviene recalcar un fenómeno importante: el Síndrome de acomodación al abuso sexual infantil, que tiene muchos paralelismos con el
Síndrome de Estocolmo y que incluye cinco fases, normalmente por este orden:

Impotencia:

Los niños víctimas de abuso sexual generan un fenómeno de indefensión aprendida,

puesto que sus intentos por evitar el abuso resultan vanos.

Poco a poco dejarán de intentarlo siquiera.


Mantenimiento del secreto:

La manipulación y la amenaza a la que son sometidos les obliga a mantener, sobre todo, en los casos de abuso intrafamiliar, una doble vida para mantener el secreto y evitar la revelación.


Entrampamiento y acomodación:

Si el abuso se prolonga en el tiempo, el niño poco a poco irá asumiendo el papel de

pareja del agresor.


Revelación espontanea o forzada:

Cuando se llega a la revelación, suele ocurrir con un igual, pudiéndose producir bien de manera espontanea o bien forzada por un adulto al valorar los indicios.


Retracción:

Si no hay una intervención afectiva, incluso habiéndola, la retracción es frecuente, por culpa, vergüenza o miedo.


Es importante recordar que algunos niños pueden vivir un abuso sexual y
permanecer asintomáticos, es decir, no mostrar signo alguno de trauma.
El motivo puede ser desde la propia vivencia del niño
(que según su edad y la ejecución del abuso, puede no percibirlo como una agresión)
a un fenómeno de bloqueo pasajero.

Por eso, es fundamental hacer seguimiento a los niños víctimas de abuso sexual,
presenten o no una sintomatología.

1. Físicas: Pesadillas y problemas de sueño, cambio de hábitos de comida,

pérdida de control de esfínteres.

2. Conductuales: Consumo de drogas y alcohol fugas, conductas autolesivas o suicidas, bajada del rendimiento académico.
3. Emocionales: Miedo generalizado, agresividad, culpa y vergüenza,
aislamiento, ansiedad, depresión, baja autoestima y sentimientos de
estigmatización, rechazo al propio cuerpo, síndrome de stress postraumático.
4. Sexuales: Conocimiento sexual precoz o inapropiado de la edad,
masturbación compulsiva, problemas de indentidad sexual.
5. Sociales: Déficit de habilidades sociales, retraimiento social, conductas antisociales.


2 comentarios:

  1. hola! soy estudiante de psicologia y estoy realizando una investigacion para mi tesis sobre este tema tan cruel, no se si alguno de ud me podria dar el nombre de alguna institucion en donde se trabaje con adultos víctimas de abuso sexual infantil, este trabajo constituira un gran avance al estudio de este problema espero su respuesta en este blog!!!

    ResponderEliminar
  2. el abuso sexsual es un problema familiar por eso debemos tener paciencia con vuestros niños para que este se borre de vuestras cabeza y q tengan una vida llena de felicidad y plenitud.

    ResponderEliminar

Seria interesante saber tu opinión. Gracias.

Related Posts with Thumbnails

DIFUNDE ESTOS BANNERS, GRACIAS