Seguidores

Un bonsái no es un árbol que no crezca, es un árbol al que se le impide crecer, al que se le van podando ramas, cortando raíces, manipulando su crecimiento natural, a capricho absoluto de su cultivador. Pero al mismo tiempo, se va regando y cuidando con esmero para mantenerlo, porque el verdadero placer es que crezca bajo el control de sus manos y de su imaginación. Y así obtiene “su obra”. Es decir, la misma persona que va “destrozando” la planta es la misma persona que le permite que siga viva. Profesor psiquiatra forense Lorente Acosta (El efecto Bonsai)

..

LA ARMONÍA DEL SILENCIO, mi nuevo blog.

LA ARMONÍA DEL SILENCIO, mi nuevo blog.
A veces, me refugio aquí.

7 dic. 2008

ELLAS TAMBIEN MALTRATAN, LA FIGURA DE LA AGRESORA 2ª PARTE

¿Mujeres maltratadoras en España?
Asignatura pendiente

salud.jpg picture by basileia_2008


ARTÍCULO 14 DE LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA


"Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social"


y1pD4TVnJrKloeWF2hvSeDPNKQooz62V3Rh.jpg picture by basileia_2008


Entiendo que la sociedad pide a voces que pare esta tortura que sufren muchas mujeres.
Lo que veo injusto es que una mujer maltratadora no sea igualmente juzgada
que un hombre maltratador.


Si un hombre lesiona fisica o psíquicamente a una mujer la pena será de 6 meses a un año;
y si es al contrario la pena solo de 3 meses a un año.


Si el acusado es hombre, se realiza el juicio vía penal.
Si el acusado es mujer, se realiza por vía administrativa.

Lo que quiere decir que si un hombre pega a una mujer, puede ir a la cárcel.
Si una mujer pega a un hombre, puede llegar a pagar una multa.

Aunque la cifra de varones denunciantes son casi ridículas frente a las quejas efectuadas por
mujeres, los especialistas coinciden en afirmar que la situación es igual de
crítica porque ellos tambien se niegan a denunciar su caso,
aunque no por represalias, sino ante la vergüenza que sienten por sufrir
su particular calvario psíquico y en ocasiones físico.
Además, no cuentan con centros ni con ayuda especializada.
Y lo saben.
Por eso quizas callan.

y1pD4TVnJrKloeWF2hvSeDPNKQooz62V3Rh.jpg picture by basileia_2008

La figura de la agresora.

El maltratador y la maltratadora, según los consultados, actuan de igual modo.
Pero ella, sin embargo, aunque puede llegar a ser un verdadero ogro,
no suele pegar a los hijos, como sí ocurre con los hombres violentos en el hogar.

  • Ellas rondan los 40 años de edad y las hay de todas las clases sociales.
  • Utiliza la violencia con el fin de doblegar la voluntad de la víctima.
  • No es enferma mental, aunque lo parece. No da puntada sin hilo.
  • Selecciona a la víctima y escoge el lugar del ataque.
  • Tiene actitudes sexistas y creencias estereotipadas de las mujeres.
Su bula hacia el maltrato la hace más fuerte.
  • Ve amenazado permanentemente su poder en el ámbito familiar.
Si no se hace lo que ella quiera, como ella quiera y cuando ella quiera montará en cólera.
  • Impone el aislamiento social de su entorno familiar, como estrategia para romper la independencia y autoestima de su pareja. La imposición de aislamiento en no pocas ocasiones va más allá de lo psicológico y pasa a la inmovilidad física, dándose situaciones de secuestro en el propio hogar.
  • Critica constantemente con el ánimo de crear inseguridad y fomentar la dependencia.
  • No asume la responsabilidad de sus actos violentos ni considera el problema como propio.
Tiene una gran capacidad de persuasión. Con extraños utiliza la seducción para imponer sus criterios.
  • Racionaliza su conducta violenta, la justifica y minimiza.
  • Utiliza todo tipo de estrategias para lograr un único fin: que al hombre no se le ocurra marcharse. Para ello, no duda en amenazarle con denunciarle, con no ver a sus hijos y quedarse con todo. Literalmente dicen " Si estás aquí es porque yo quiero, me basta una llamada para que te pongan de patitas en la calle"
  • Atribuye el problema a la propia conducta de la víctima, a la familia, el trabajo,
la situación socioeconómica.
  • Representa una imagen social opuesta a la que tiene en el ámbito privado.
Fuera de casa puede ser educada, alegre, amable, seductora, solidaria, atenta, respetuosa, mártir y mujer amantísima.
  • Tiende a manipular e intenta seducir a los profesionales con su juego de doble fachada.
Entiende su equilibrio emocional como control absoluto del otro.
  • Siempre pide una segunda oportunidad.
  • Esgrime los celos para invadir y controlar la vida del hombre.
  • Tiene generalmente antecedentes de violencia en su familia de origen.
  • Repetirá su conducta violenta en las sucesivas relaciones que mantenga con otros hombres
  • Finalmente denuncian por maltrato: el invento se les da bien, actúan perfectamente ante las autoridades pertinentes, las cuales ponen enseguida el protocolo en marcha.
  • Si tienes hijos, su acoso no cesa jamás: te insultará delante de ellos, pero dirán que no. No te enterarás de nada de lo que les sucede en su vida, intentará ponerlos en tu contra, hará todo lo posible para que no mantengas con ellos una relación parental, te volverá a acusar de maltratador, de pederasta, de lo que haga falta…
Su cinismo no suele tener límites

y1pD4TVnJrKloeWF2hvSeDPNKQooz62V3Rh.jpg picture by basileia_2008

Sus estrategias defensivas

Las estrategias defensivas utilizadas por el agresora consiguen un resultado excelente al trasladar la responsabilidad de la agresión a la víctima, provocando una doble victimización cuando afirma que ha sido maltratada, que está loco , que tiene una visión distorsionada de la realidad.

y1pD4TVnJrKloeWF2hvSeDPNKQooz62V3Rh.jpg picture by basileia_2008

Fundamentan

Racionaliza los ataques de forma que parezca que está bien lo que hizo.
Minimizan. Resta importancia a la agresión para conseguir distanciarse del daño causado, argumentando que éste no ha sido tan grave, que podía haber sido peor, haber hecho más daño pero no ha querido, eso parece ser que la convierte en "buena".
Desvían el problema. Suele achacar su comportamiento a la falta o exceso de trabajo, el exceso en los gastos, a que te dejas la luz encendida, a que no sabes tender bien la ropa, a que prefieres ir con los niños al parque antes que quitar la grasa del suelo de la cocina con un cuchillo etc.
Con este mecanismo trasladan la responsabilidad a cuestiones ajenas a sí mismas.



y1pD4TVnJrKloeWF2hvSeDPNKQooz62V3Rh.jpg picture by basileia_2008

Olvidan
Asegura que no recuerdan, que no son conscientes de lo que se les recrimina.
Niegan abiertamente los ataques utilizando como defensa este mecanismo para restar credibilidad al relato de la víctima.


y1pD4TVnJrKloeWF2hvSeDPNKQooz62V3Rh.jpg picture by basileia_2008

Racionalizan

Explica coherentemente conductas y hechos.
La explicación real y la motivación de las mismas no serían admitidas por la instancia moral de la personalidad si el entorno social no admitiese esos comportamientos como legítimos.


y1pD4TVnJrKloeWF2hvSeDPNKQooz62V3Rh.jpg picture by basileia_2008

Proyectan


Atribuye a la víctima la responsabilidad de las conductas violentas.


y1pD4TVnJrKloeWF2hvSeDPNKQooz62V3Rh.jpg picture by basileia_2008


¿ Un hombre siente verguenza en denunciar ?

Una mujer suele sentir un terrible miedo a ser asesinada.



A la primera señal de malos tratos llama


A la primera señal de malos tratos llama

1 comentario:

  1. Hola:
    Acabo de ver tu blog.
    Espero que visites mis blogs, son fotos de mi pueblo, de España y de Italia y Francia:

    http://blog.iespana.es/jfmmzorita

    http://blog.iespana.es/jfmm1

    http://blog.iespana.es/jfmarcelo

    donde encontrarás los enlaces de todos los blogs.
    UN SALUDO.

    ResponderEliminar

Seria interesante saber tu opinión. Gracias.

Related Posts with Thumbnails

DIFUNDE ESTOS BANNERS, GRACIAS