Seguidores

Un bonsái no es un árbol que no crezca, es un árbol al que se le impide crecer, al que se le van podando ramas, cortando raíces, manipulando su crecimiento natural, a capricho absoluto de su cultivador. Pero al mismo tiempo, se va regando y cuidando con esmero para mantenerlo, porque el verdadero placer es que crezca bajo el control de sus manos y de su imaginación. Y así obtiene “su obra”. Es decir, la misma persona que va “destrozando” la planta es la misma persona que le permite que siga viva. Profesor psiquiatra forense Lorente Acosta (El efecto Bonsai)

..

LA ARMONÍA DEL SILENCIO, mi nuevo blog.

LA ARMONÍA DEL SILENCIO, mi nuevo blog.
A veces, me refugio aquí.

30 ene. 2010

SEXTING, SUS PELIGROS Y ALGUNOS CONSEJOS 2ª parte

Los peligros del sexting.
La práctica del sexting implica diversos riesgos de carácter psicológico, legal e incluso de la integridad física de los participantes. Muchos de sus practicantes son menores de edad y no son conscientes de ellos: es el deber de los padres y educadores advertirlos.
  • Riesgo de exposición a pederastas y otros acosadores: Un/a menor que se fotografía en actitudes sexuales puede sugerir una precocidad sexual a ciertas personas a las cuales les llegue la fotografía o vídeo, y provocar el deseo de un encuentro lo que implica un posible abuso o corrupción del/a menor o exponerles a un chantaje de tipo sexual relacionado con el denominado grooming
  • Responsabilidad penal.: La imagen de una persona está protegida por la Constitución y por leyes como la Ley de Protección de Datos o el Código Penal. Además, ciertas imágenes producidas o trasmitidas por menores podrían ser consideradas pornografía infantil y derivar consecuencias penales. En los Estados Unidos ya ha habido sentencias que condenan a menores por esta cuestión o por otras vinculadas, como explotación de menores, ya que la cuestión de agrava cuando se graban y difunden imágenes de otros menores.
 
Además desde 2009 están proliferando los webs dedicados a recopilar y explotar comercialmente las fotos y los vídeos creados mediante sexting . Cualquier imagen sexual que salga de tu teléfono, de tu webcam o de tu email, puede acabar en uno de estos webs y proporcionarle beneficios económicos a terceros y alimentar las fantasías eróticas de miles de internautas. Si la foto es de un/a menor, estaríamos hablando de webs que podrían ser considerados de pornografía infantil según la legislación de numerosos países (la policía del Estado norteamericano de Utah afirma que el 25% de las imágenes de pornografía infantil que detectan, son originadas mediante sexting). En casi todos los casos, aunque las fotos sean de adultos, suelen vulnerar la privacidad ya que no cuentan con permiso de las personas fotografiadas para su difusión y por tanto son webs ilegales.

Imagen:Randy Dillon

Consejos para jóvenes (y adultos). 
  • Piénsatelo antes de enviar. Lo que publicas online o sale de tu propio móvil se convierte en irrecuperable, escapa para siempre de tu control y puede llegar a cualquiera en cualquier momento. Lo que ahora quieres mostrar de ti, mañana puede que no te guste. A quien se lo envías hoy, quizás mañana no sea tu amigo. Además cada vez hay más webs que se dedican a recopilar y difundir estas imágenes: tu desnudo podría acabar en uno de ellos.
  • Desnudez y minoría de edad, delito de pornografía infantil. La pornografía infantil es un delito cuando se crea, se posee o se distribuye. Se considera pornografía infantil la protagonizada por quien no ha cumplido los 18 años. Si te llegan este tipo de imágenes, bórralas de inmediato. Si crees que su difusión está dañando a alguien, ponlo antes en conocimiento de una persona adulta.
  • La imagen es un dato personal cuyo uso está protegido por la Ley. La imagen de alguien no se puede utilizar sin el consentimiento de la persona implicada. En ciertos casos hace falta incluso otro tipo de autorizaciones. No lo olvides. Si hay problemas, esto puede ponerse sobre la mesa y comprometerte.
  • Recibir o tomar una imagen de una persona no te da derecho a distribuirla. El hecho de contar con una imagen (fotografía o vídeo) en tu teléfono móvil no significa que tengas derecho a hacer con ella lo que quieras. Son cosas diferentes. Incluso si te dieron permiso para tomar la imagen, no significa que la puedas enviar a terceros.
  • La Ley actúa siempre, también para los menores, con Internet y los móviles. Que todo el mundo lo haga, que consideres que no van a poder identificarte, o que seas menor de edad no te libra del peso de la justicia. Las leyes están para protegerte y por eso actúan en todos los ámbitos. También protegen a los demás, y te pedirán cuentas si no respetas las reglas. 
  • No participes con tu acción, tu risa o tu omisión.. Cuando el sexting deriva en humillación y acoso colectivo, la víctima sufre un daño enorme, un sufrimiento extremo. Si lo promueves y lo jaleas, eres responsable. Si te callas, tu silencio ayuda a quien acosa y hiere a la víctima.
Consejos para padres.
  • No niegues el problema y toma medidas. A tus hijos también les afecta. Reconoce que la combinación de la tecnología con las hormonas adolescentes puede resultar explosiva. Si tus hijos salen (o quieren salir con alguien) reconoce que podrá haber sexo de una u otra manera en esa relación y que tener una cámara en el móvil es muy tentador en ese contexto. Es tu deber como madre o padre informarte sobre las implicaciones de esto y actuar para proteger a tus hijos, de lo que les puedan hacer los demás pero también de lo que puedan hacer ellos mismos en su inconsciencia.
  • Habla con tus hijos. Edúcales también sobre el sexting. Tienes que hablar con ellos acerca de su actividad en Internet y con sus móviles del mismo modo que necesitas hablar con ellos sobre el sexo en general y sobre sus relaciones. Hazles comprender que las fotos y mensajes que envían por medio de sus móviles no son en realidad anónimos ni privados. Y que entiendan que otros pueden reenviarlo sin su consentimiento. Menciónales el daño que les puede hacer a largo plazo que determinadas personas encuentren esas fotos en la Red (profesores, empresas, novios... y por supuesto también pederastas). Edúcales sobre los peligros que ocasionan ciertas prácticas, cuéntales ejemplos reales e insísteles periódicamente porque a los adolescentes les suele costar comprender el verdadero alcance de las cosas que hacen. Mantén siempre abierto un diálogo sobre el tema y comenta nuevos casos que lleguen a tus oídos, e intenta que ellos también te cuenten los que se comenten entre sus amigos y en el colegio.
  • Entérate de con quién se comunican. ¿Con quién hablan en el ciberespacio? ¿A quién envían y de quién reciben mensajes y llamadas en sus móviles? ¿Quiénes son sus amigos en las redes sociales online? Supervisar su cibercomunicación no convierte a una madre o un padre en cotillas: es parte de nuestra responsabilidad para con ellos.
  •  Revisa su presencia en la Red. Pon alarmas en los buscadores con su nombre y su nick, vigila sus perfiles en las redes sociales online (Tuenti, Facebook, Myspace, YouTube, Twitter, Habbo, Hi5, Bebo, Orkut, Flickr, Sonico, Canal Latino, Fotolog... pero también otras habitualmente más provocativas como Metroflog, Sexyono, Votamicuerpo, etc.). Si están a la vista de todo el mundo ¿por qué no deberías verlos tú también, que además eres su padre/madre? Habla con ellos sobre lo que ponen como público y lo que mantienen como privado y mantente/mantenlos informados sobre los problemas de seguridad que surgen en este tipo de comunidades virtuales.
  • ¿Realmente les hace bien el móvil? ¿Realmente lo necesitan? Ponles un límite de uso. Un informe científico independiente encargado por el gobierno británico advirtió de que las consecuencias de las ondas producidas por los teléfonos móviles afectan especialmente a los cerebros aún en desarrollo de los niños y adolescentes y que las consecuencias a largo plazo podrían ser graves. Por precaución aconsejan que los menores sólo usen los móviles para situaciones de emergencia. El móvil no es un juguete: es un potente generador de microondas que nuestros hijos utilizan durante horas a muy pocos milímetros de su cerebro y cuyos efectos a largo plazo sobre su salud aún no son conocidos, aunque un nuevo estudio internacional parece confirmar la relación con el cáncer.
  • ¿Realmente necesitan mandar mensajes multimedia? Y ¿sólo de texto? ¿Necesitan cámara en su móvil? Por lo general contar con la capacidad de mandar SMSs (y especialmente MMSs) en su móvil no es necesaria para un/a niño/a, aunque hay que tener en cuenta que cuando entran en la adolescencia puede formar parte de su manera de relacionarse con su grupo de amigos y por tanto hay que sopesar los pros y contras de que usen SMS, MMS o ambos sistemas, así como qué alternativas de comunicación pueden tener disponibles que sean más seguras. Considera la posibilidad, en función de su edad, de bloquearles la función de envío de los SMSs, de los MMSs u, opcionalmente, de no dejarles tener un móvil que las incluya. Y si les permites enviar ese tipo de mensajes, deberías poder revisárselos en cualquier momento (debes conocer el PIN de sus teléfonos)... aunque ten en cuenta que los pueden borrar muy fácilmente o pasarlos al ordenador.
  • Tú pones las normas: también online. Del mismo modo que les pones hora para llegar a casa o sobre otros aspectos, también debes dejarles claro qué es lo que admites que hagan en la Red y con sus móviles. Y recuérdaselo de vez en cuando.
  • Que cuenten contigo. ...Y si algo falla o alguien los molesta o su información acaba donde no debe, que sepan que estarás ahí para ayudarles, y que no teman contarte cualquier problema online o con sus móviles. Ten cuidado de que no se sientan avergonzados por ti ni humillados.
  • Infórmate sobre riesgos asociados. El ciberacoso, el ciberbullying y el grooming son problemas en ocasiones asociados o derivados del sexting. Infórmate también sobre ellos. Y aconseja a tus hijos que estén al tanto sobre las repercusiones legales de sus actos.
Si quieres saber más sobre el sexting esta es la fuente
de donde he sacado toda esta información
(página muy recomendable, por sí sola, como todos sus enlaces)

12 comentarios:

  1. Hola Basileia, muy instructiva esta segunda parte y ademas muy de sentido común, cosa que por desgracia ahora abunda bien poco.

    Estamos demasiado ocpados en nuestras cosa para prestar tanta atención a nuestros hijos y ademas en esto de la tecnoligia nos dan sopa con hondas y nos marean, pero no pro eso hay que dejar de intentarlo, siempre ha sido mejor prevenir que lamentar y cuando es referente a nuestros menores... es una inversión de futuro para su bien y el de su familia.

    Me ha gustado mucho esta entrada.

    Un besito
    el lio de Abi

    ResponderEliminar
  2. Como en la entrada anterior ,me reitero en lo que comenté ..debemos estar muy pendientes de nuestros hijos y no aparcarlos delante del ordenador para que podamos hacer otro tipo de cosas.
    Espero darte un besazo muy pronto.
    Mil cariños.MJ

    ResponderEliminar
  3. Sabes cielo? más o menos coincido con los comentarios dejados en esta entrada y la anterior. Intentamos facilitar el día a día a nuestros hijos, comprándoles los mejores móviles del momento para tenerlos controlados, dejándoles horas tras el pc pues pensamos que en casa están mejor que en la calle, pero realmente no pensamos en los peligros que les ofrecen las nuevas tecnologías, y este tema me ha puesto los pelos de punta pensando en la niña.

    Gracias por cuanto compartes con todos nosotros.
    Un gran beso mi niña.

    PD. ¿Málaga o Cádiz? Cuando lo sepas dímelo si??

    ResponderEliminar
  4. Excelente trabajo, un cuadro informativo muy exhaustivo. gracias por ello.

    Besos de susurros

    ResponderEliminar
  5. Muchísimas gracias por difundir estos consejos. Ojalá se logre combatir a esas redes de pederastas que constituyen un gran peligro para los más inocentes.

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Hola! Soy Luna, y he sufrido abusos sexuales en mi infancia que han marcado toda mi vida, desde que ocurrieron hasta el dia de hoy. Estoy muy de acuerdo contigo en lo que expones, en mi blog tambien hablo de estos temas que parece pasan desapercibidos a no ser que salgan en el telediario. Por la foto del avatar en otro blog, he deducido que se trataba este tema.
    Yo por mi parte, y narrando mi experiencia como superviviente de los abusos, espero al menos que quienes me lean tenga en cuenta todas estas observaciones y comportamientos en sus hijos, o en cualquier niño, que luego las consecuencias son terribles y duran toda tu vida.
    Muy bueno el blog y un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Es un juego peligroso en sí mismo. Los chavales no son conscientes muchas veces de los riesgos. Por eso hay que estar muy atentos.
    Un beso, bonita.
    Natacha

    ResponderEliminar
  9. Tus textos son siempre interesantes y reflexivos, eres una persona excelente
    es un placer pasar por tu bonito blog.
    que disfrutes el fin de semana amiga.
    un beso.

    ResponderEliminar
  10. Hola Basileia en estos casos, somos ignorantes sobre el mal que puedan hacer los moviles en el celebro.
    No se me ocurre ninguna comparación,pero creo que no sera igual, que el golpe de un voxeador, ho una borrachera, ho el efecto de las drogas.

    No se si estas hondas asta que punto pueden ser malignas, hay preguntas, que con el tiempo surgen las respuestas. Otra cosa es el hecho social: bueno todo es aprendizage una abraçada julio

    ResponderEliminar
  11. You ought to take part in a contest for one of
    the greatest websites on the internet. I most certainly will highly recommend this
    site!

    Review my web page; how to get pregnant

    ResponderEliminar
  12. I am sure this piece of writing has touched all the
    internet viewers, its really really nice paragraph
    on building up new website.

    My site ... viagra

    ResponderEliminar

Seria interesante saber tu opinión. Gracias.

Related Posts with Thumbnails

DIFUNDE ESTOS BANNERS, GRACIAS