Seguidores

Un bonsái no es un árbol que no crezca, es un árbol al que se le impide crecer, al que se le van podando ramas, cortando raíces, manipulando su crecimiento natural, a capricho absoluto de su cultivador. Pero al mismo tiempo, se va regando y cuidando con esmero para mantenerlo, porque el verdadero placer es que crezca bajo el control de sus manos y de su imaginación. Y así obtiene “su obra”. Es decir, la misma persona que va “destrozando” la planta es la misma persona que le permite que siga viva. Profesor psiquiatra forense Lorente Acosta (El efecto Bonsai)

..

LA ARMONÍA DEL SILENCIO, mi nuevo blog.

LA ARMONÍA DEL SILENCIO, mi nuevo blog.
A veces, me refugio aquí.

19 may. 2011

¿VIAJAMOS?

¿Te apetece viajar?
Será un viaje largo, pero no necesitas maleta alguna. Al contrario, para partir debes desechar tu "YO" actual. Has de desprenderte de tu actual existencia, de  tu día a día, de tus preocupaciones, tu felicidad actual junto a las tristezas. Debes liberar tu mente y dejarla en blanco.
Vamos, adelante, inténtalo.Cuesta un poco, pero no es imposible.Debes cerrar los ojos y sobre todo, relajarte.
Ahora vuela, vuela lo más alto posible, toca el cielo y vuélvelos  a abrir.
Desde ahí se ve todo muy, muy pequeño, lo sé, mil veces intenté viajar hasta allí.
Ahora has de fijarte bien en todo lo que ves, pero sobre todo sentirlo. ¿Asombrado? lo sé, casi te puedes tocar a tí mismo,.
Sí, no hay dudas, eres tú en tu niñez.

Empecemos.
Obsérvate fijamente y disfruta de esa sonrisa ya olvidada, esa sonrisa perpetua que dibujaba tu cara desde el amanecer hasta el anochecer, tu alegría, tus ganas de vivir, de jugar e incluso soñar.
Siente el abrazo de tu madre al despedirte cuando entrabas en la escuela, o el abrazo de papá cuando llegaba de trabajar (¿?). Embriágate de estos recuerdos que arrinconastes ya ni sabes donde.

Detente un momento y escucha a esos niños, te invitan a jugar. Sal, sal corriendo hacia ellos, mánchate, retoza,  cae pero vuelve a levantarte, siempre bajo la mirada atenta de mamá. ¿Feliz? Siempre a esa edad.

Espera ... 
¡Ohh! 
¿Te llega el aroma? 
Olvidaste lo bien que cocinaba aquella abuelita que tanto te adoraba, siempre cocinando lo que más te gustaba, aquellos bizcochos recubiertos de chocolate, le incluso los bocadillos enormes que te obligaba a comerlos  enteros a cambio de un pequeño caramelo al terminar. Siempre te decía que eso te haría crecer y hacerte tan fuerte como papá. (¿?)

Dame la mano, debemos seguir con el viaje. Cierra de nuevo los ojos y vuelve a elevarte. Aún deberías sentir un millón de sensaciones abnegadas por el paso del tiempo, todo aquello que te sorprendía, o te ilusionaba.

Para.... llegamos. Búscate entre la gente. Mismo colegio, mismo parque.
¿Te ves?
¿No?
Cierto, ese niñ@ te está tapando, pero al fondo estás.

¿Aún sin verte?

Bueno, eso es porque esta vez te elevaste sin desprenderte de todo tu presente y de tu condición de adulto y solo ves las lágrimas y  la tristeza, de quien te está impidiendo verte. Sólo ves dolor y sufrimiento en la mirada del niñ@ que tenemos delante. Soledad y angustia dibujan su talante. También viajó con nosotros en este paso del tiempo, pero a diferencia que tú, esa fué su niñez y sólo esto puede sentir en su amalgama de presente y pasado.
Desconoce el abrazo de una madre, más aún el del padre y el aroma a dulces recien sacados del horno definitivamente lo olvidó.
Nunca tuvo con quien jugar en el parque, no le enseñaron el amor, ni el cariño y su felicidad se la inventó.

Pero no te pongas triste, es hora de regresar. No quiero que esta visión te empañe, pero tampoco quiero que la olvides.

Regresa a casa sin borrar la primera sonrisa surcada en tu cara al iniciar este viaje. Regresa con esos recuerdos de tu niñez y haz que en tu día nunca desaparezca aquel niñ@ que fuiste. Regresa para inculcar a los tuyos aquellos valores que te enseñaron para que así continue el ciclo de la vida.

Eres afortunad@, creeme, ningún niñ@ abusado sentirá lo mismo que tú tras este pequeño gran viaje. Su carga le hará más fuerte y puede que haya aprendido a mediar la felicidad. Hoy podrá amar igual que tú, sobrevivirá a duras penas, pero lo hará igual que tú. No tuvo infancia pero se merece el mismo futuro que tú. Y no son ni mejores ni peores que tú, tal vez, se merezcan tan solo, una segunda oportunidad en un presente nublado por un sucio pasado.



11 comentarios:

  1. Agradecer vuestro paso por aquí, espero ahora poder poco a poco devolveros vuestra visitas.
    Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  2. Será por ello que lo que no disfruté lo intento ahora con mis niños, aunque no es facil. Un beso Susi, soy Alba de gandia

    ResponderEliminar
  3. SUSANA,cuanto te eché de menos.¿Qué te voy a contar que no sepas?Intento ser feliz a diario,a pesar de aquello.
    Cuídate un mundo.
    Millones de besos.

    ResponderEliminar
  4. Todos deberíamos hacer posible que esos niños tengan no solo una segundo oportunidad sino una edad adulta libre de taras y trabas

    Me alegra volver a verte, Su :)

    dos abrazos

    ResponderEliminar
  5. Hola Susana, no se que tienes cuando escribes que consigues darme el "pellizco".
    Es fundamental que los niños crezcan felices, para que cuando sean mayores tengan un buen camino recorrido.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. HOla Susana, es algo que los niños abusados no pudieron elegir, no es algo sucio es algo nada correcto y totalmente nefasto realizados por personas egoístas y perjudiciales para la sociedad, pero ellos no pudieron hacer nada en la época que sucedió, pero si cuando ya se libraron de ello y es pensar que paso y no fue culpa de ellos, admitir que esto es así y superar, decidir de que de ahora en adelante sera el niño que tuvo que ser, una persona que supera y ser feliz y que nunca, nunca, volverá ha hacer algo que no quiera hacer, y hará todo lo que quiera hacer en favor de su felicidad. Porque todos nos la merecemos y si queremos la tenemos.
    Un abrazo muy fuerte Susana.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por los comentarios.
    Alba un placer tenerte por aquí.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Precioso escrito Susana. Como todo lo que escribes. El camino es difícil, yo hace un tiempo lo empecé, pero prefiero continuarlo porque las cosas que descubro y el placer de volver a sentir, no lo cambio para nada. Despacito y con buena letra, todos llegaremos.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  9. Me encantó tu blog! y las cosas que escribes..
    Gracias a Dios no conozco a nadie que esté siendo ni haya sido abudaso/a o maltratado/a... pero sé del tema y siempre que pueda pondré un granito de mí para evitar semejante aberración.
    Muchos cariños!!


    Te enlace a mi blog.

    ResponderEliminar
  10. Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacate@gmail.com

    besos

    Catherine

    ResponderEliminar
  11. Bueno es un tema del que no quiero hablar. Porque si hablo siento odio.
    Y, si siento odio, me pongo muy malita.
    Y...lo paso fatal.
    Prefiero hablar de gente enferma e intentar perdonar.
    Besos a todos/as.

    ResponderEliminar

Seria interesante saber tu opinión. Gracias.

Related Posts with Thumbnails

DIFUNDE ESTOS BANNERS, GRACIAS